04/05/2021 Página 12 - Nota - El País - Pag. 4

El máximo tribunal se expediría hoy sobre las clases presenciales
Un nuevo desacato a la espera de la Corte
Mientras se aguarda la decisión del máximo tribunal, el gobierno porteño incumple el último DNU del Ejectuvo Nacional sin ningún respaldo judicial. Los posibles escenarios.

La Corte Suprema se prepara para fallar en la causa impulsada por el jefe de l gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, contra la suspensión de las clases presenciales dispuesta por el Poder Ejecutivo Nacional en el AMBA. El fallo, que ya está listo, se daría a conocer hoy, pero fuentes judiciales adelantaron que los supremos reconocerán la autonomía de la Ciudad en materia educativa, aunque se mantiene la incógnita respecto de su alcance en el caso. Los jueces presentarían tres votos diferentes y se abstendrá Elena Highton, quien ya había sostenido que el caso no era competencia de la Corte Suprema.
Mientras tanto, el gobierno porteño aguarda con cautela a que el máximo tribunal se expida sobre la declaración de inconstitucionalidad de un decreto que ya no está vigente, ya que venció el viernes pasado. La suspensión de la presencialidad escolar en el AMBA por motivos sanitarios fue prorrogada por un nuevo decreto presidencial y, si bien no hay medida judicial que justifique su incumplimiento en este caso, el gobierno de la Ciudad decidió hacer oídos sordos a la nueva norma y abrir las escuelas de todos modos.
Todo indica que hoy finalizará el último capítulo de la intrincada novela judicial que comenzó Rodríguez Larreta hace más de dos semanas cuando le solicitó a la Corte Suprema de Justicia que declarase la inconstitucionalidad del decreto presidencial que suspendía las clases presenciales en el AMBA. Según trascendió, el máximo tribunal dará a conocer un fallo que reafirmaría la autonomía de la Ciudad en su facultad de definir las políticas educativas en su territorio. Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda presentarán un voto común cuyo contenido, si bien permanecía en reserva, estará fundamentado con viejos fallos de la propia de la propia Corte sobre el estatus jurídico de la CABA. Cabe recordar que Rosatti y Maqueda fueron convencionales constituyentes en la reforma de 1994, que destacó el régimen autónomo de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Ricardo Lorenzetti y el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, también continuarían la línea de la autonomía porteña aunque presentarán argumentos diferentes.
En ese sentido, las especulaciones indican que habrá un “voto concurrente”, es decir que los jueces se pronunciarán en un sentido similar pero cada uno fundamentando su decisión con sus propios argumentos. La única excepción será la vicepresidenta del tribunal, Elena Highton de Nolasco, quien ya se había inclinado por rechazar la competencia originaria de la Corte porque entendía que la Ciudad no contaba con el mismo status que las provincias.
Habrá que esperar para conocer el alcance de la interpretación de los supremos y cómo impactará sobre la prohibición de abrir las escuelas que estableció el gobierno nacional, como medida sanitaria para bajar los contagios de covid- 19, tal como se hizo durante el año pasado, pero ahora por períodos acotados.
En el gobierno porteño aguardaban con cautela la resolución de la Corte. “Estamos a la espera”, explicaron a este diario, aunque confirmaron que, en el caso de contar con el respaldo judicial, continuarán con la modalidad mixta que comenzaron a implementar desde el lunes. Y es que pese a que el DNU presidencial judicializado, el 241, ya no está vigente y fue reemplazado por un nuevo decreto, el 287, que prorroga por otras dos semanas la suspensión de las clases presenciales en el AMBA, el gobierno de Larreta optó por desoír la nueva norma y forzar la presencialidad escolar en el distrito porteño.
“Un DNU que es diferente al anterior, cumpliendo una nueva norma de la que no existe ningún tipo de medida judicial para impedir su cumplimiento”, remarcó el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, sobre la desobediencia del gobierno porteño.
En efecto, a pesar que no tener respaldo judicial –ni del Contencioso Administrativo ni de otro tribunal–, la Ciudad decidió avanzar con la presencialidad de todos los niveles excepto del secundario (para el que dispuso un régimen bimodal que alterna clases presenciales y virtuales).
Los sindicatos docentes, mientras tanto, cumplen con un nuevo paro de actividades, en rechazo a la decisión de Larreta.
El gobierno porteño espera que “la Corte ratifique la autonomía de la Ciudad”, tal como lo definió Soledad Acuña en las últimas horas.
El argumento expresado por la ministra de Educación porteña consiste en que el decreto del Poder Ejecutivo estaba violando la autonomía de CABA e implicaba una forma de intervención federal porque se arrogaba facultades locales en salud y educación. En este mismo sentido dictaminó también el procurador general interino, Eduardo Casal, la semana pasada.
Paralelamente, Larreta continúa acumulando día a día denuncias por delitos vinculados a la decisión de mantener las clases presenciales en CABA. Las denuncias refieren todas a delitos similares, como “abuso de autoridad”, “instigación a cometer un delito” o “violación de medidas contra la propagación de una epidemia”, por que fueron unificadas en el juzgado federal de María Servini, y aguardan también a ver qué resolverá la Corte.

Las clases se dictan irregularmente en CABA, donde los docentes mantienen un paro.

“El DNU actual es diferente al anterior, no existe ningún tipo de medida judicial para impedir su cumplimiento”, dijo Trotta.


Menciones: CPOL2 ejesapp


#23474097   Modificada: 04/05/2021 04:48 Superficie artículo: 1166.89 cm²
Tirada: 26600
Difusión: 26600

Cotización de la nota: $828.490
Audiencia: 18.186


  
www.ejes.com | Santiago del Estero 286 4º piso - Of. 5 Buenos Aires | TE. 5352-0550