13/10/2021 La Nación - Nota - Política - Pag. 12

Vidal pone a prueba la nueva táctica de Juntos por el Cambio
Matías Moreno
Aunque mantendrá el perfil propositivo, la exgobernadora debatirá hoy con los candidatos porteños con un discurso más cercano al que reclamaban los “halcones”: nacional y presentándose como único freno al kirchnerismo

Con una estrategia de campaña renovada y con la mirada puesta en la batalla con el kirchnerismo por el control del Congreso, María Eugenia Vidal (Juntos por el Cambio) se prepara para sortear hoy una instancia clave de cara a las legislativas del 14 de noviembre: el debate electoral de los candidatos que competirán en la Capital por una banca en la Cámara de Diputados.
Cuando falta un mes para los comicios de medio término, Vidal, la candidata más votada en las PASO, se medirá con Leandro Santoro (Frente de Todos), Javier Milei (La Libertad Avanza) y Myriam Bregman (Frente de Izquierda y los Trabajadores-Unidad) en el debate organizado por el programa A dos voces, de TN. El único ausente en la cita será Luis Zamora (Autodeterminación y Libertad), quien decidió no presentarse. Los ejes centrales del debate serán “calidad institucional, seguridad y Justicia”; “economía, educación y trabajo”; y “política sanitaria en pandemia”. Y habrá un espacio para que los postulantes se hagan preguntas, por lo que habrá un intercambio entre ellos. Desde los campamentos de Santoro y Milei dicen que no apelaron al coaching político ni asesores de imagen para el debate.
Si bien incorporó hace dos semanas a Marcos Peña como “asesor externo”, Vidal se alistó para el cruce junto con el exsecretario de Comunicación bonaerense Federico Suárez y el larretista Fernando Straface, jefe de campaña de la fuerza, y la asesora porteña Julia Pomares.
En una contienda marcada por la creciente apatía electoral y en un contexto de “congoja social” por las consecuencias de la pandemia, los estrategas de Vidal destacan que la candidata del oficialismo porteño irá con una actitud “propositiva” e intentará, sin adoptar una postura “pugilística”, contrastar “los dos modelos de país” que se disputan en las legislativas. “No hay lugar para las chicanas”, subrayan. Además, para contentar a los aliados de Larreta en el terruño porteño, Vidal mechará en sus intervenciones los “aportes” de Martín Tetaz (UCR), Paula Oliveto (CC) o Ricardo López Murphy a su plataforma electoral.
En rigor, Vidal insistirá en que Juntos por el Cambio es el único espacio con capacidad para ponerle “un freno” al Gobierno en el Congreso e impulsar proyectos para “empezar a cambiar el rumbo” del país.
Quienes la frecuentan la notan más cómoda con el nuevo perfil de campaña, que está menos centrada en la gestión de Horacio Rodríguez Larreta y más enfocada en la disputa con el Frente de Todos por el poder en el Congreso. Los lineamientos de la renovada estrategia que les presentaron el jueves pasado a los candidatos del espacio pasan por “nacionalizar la campaña” y “darle un mayor protagonismo a la gente”.
De ahí surgió el nuevo eslogan (“Yo decido”) para spots en televisión y radio, obra del publicista Carlos Pérez, de la agencia BBDO.
“Menos vereda y más política”, sintetiza una fuente del comité de campaña.
Los “halcones” de Juntos por el Cambio celebran la nueva tónica: se sienten reivindicados. “Nuestros militantes quieren sangre después del triunfo de las PASO”, remarcan.
Fuentes del comité de campaña de Vidal atribuyen los cambios a la mayor injerencia en la toma de decisiones del consultor Pablo Knopoff.
En cambio, Peña, resistido por varios socios de Larreta, no tiene un rol orgánico en la campaña, pero mantiene contacto directo con Vidal.
“Marcos no tiene protagonismo.
Solo sugirió salir a pedir que cada militante traiga a otros tres [votantes]”, cuentan fuentes porteñas.
En el comando de la Ciudad ya tenían previsto salir a convocar a los porteños que no sufragaron en las primarias.
Tras las PASO, Vidal impulsó cambios en su equipo de campaña, con el objetivo de mejorar su performance en las urnas. Se puso como meta llegar al 53% de los votos en las generales, una cifra que le garantizaría una banca a Sandra Pitta, novena en la boleta. En las encuestas de intención de voto que analizan en la sede de Parque Patricios no percibieron cambios sustanciales respecto del resultado de las primarias: “Se está consolidando nuestro voto”, apuntan. Y señalan que los sondeos “no reflejan un crecimiento de Milei a costa de Santoro”. En el larretismo se conforman con llegar al 51%, la cifra que cosechó Elisa Carrió en 2017. Ayer, la Coalición Cívica (CC) reunió a sus candidatos para coordinar una estrategia “complementaria” a la de Vidal. Es que, frente a la creciente disputa entre Pro y la UCR por el liderazgo opositor, Carrió no quiere que se licue “la identidad” de su espacio.

Vidal y Rodríguez Larreta


Menciones: CPOL1


#29388275   Modificada: 13/10/2021 04:38 Superficie artículo: 433.06 cm²
Tirada: 121600
Difusión: 604692

Cotización de la nota: $274.130
Audiencia: 81.408


  
www.ejes.com | Santiago del Estero 286 4º piso - Of. 5 Buenos Aires | TE. 5352-0550