14/01/2022 La Nación - Nota - Economía - Pag. 18

costo de vida | remedios fallidos
Las medidas del Gobierno que no lograron frenar la inflación
Camila Dolabjian
Pisar el dólar, mantener tarifas congeladas, fijar acuerdos de precios y apuntar al “ancla salarial”, intentos con escasos resultados

En su lucha contra la inflación, el gobierno de Alberto Fernández se valió de cuatro herramientas para contenerla.
Miguel Pesce, a la cabeza del Banco Central, fue responsable del atraso del tipo de cambio, una de las principales estrategias implementadas para reducir las expectativas devaluatorias; Martín Guzmán propició el congelamiento de tarifas e intervino en los acuerdos paritarios para morigerar el efecto de los salarios en la inflación, mientras que Paula Español primero y Roberto Feletti después, desde la Secretaría de Comercio Interior, fueron los responsables de llevar adelante una batería de acuerdos de precios. Estas fueron las medidas para intentar contener la inflación y que, para los especialistas, no se podrán repetir este año: Dólar pisado “Por su impacto en la economía, el ancla más importante siempre es el tipo de cambio. A pesar de que la inflación núcleo no incluye ni tarifas ni precios con estacionalidad, tuvo impacto el atraso del dólar como contención, más allá de los costos que genera”, explicó Claudio Caprarulo, economista de Analytica.
Sin embargo, los economistas apuntan a que desde septiembre perdió efectividad. “Se refleja en los precios de los bienes en el programa Ahora 12”, agregó Caprarulo. Las expectativas de devaluación altas, la brecha cambiaria en 100% y la recuperación en el nivel de actividad hicieron que pisar el tipo de cambio sea menos eficaz y más costoso.
La estrategia está cambiando.
Pesce adelantó que este año se acelerará el ritmo devaluatorio, política que ya se está reflejando en el dólar oficial. En las últimas semanas, la tasa de devaluación pasó de 1% mensual a entre 1,5 y 2%.
Tarifas congeladas El congelamiento de las tarifas incluyó gas, combustibles y luz. Darío Martínez, secretario de Energía, declaró hace unos meses: “Genera una tensión entre el Estado y las productoras, pero creemos que en el segundo semestre no deberían variar los precios, no debería haber incrementos. Es verdad que sube el Brent y los precios los definen las productoras, pero creemos que no debería haber movimientos”.
Efectivamente, se trata de la categoría del Indec que menos aumentos tuvo en 2021. Con 28,3% acumulado, fue un poco más que la mitad del nivel general. Sin embargo, el Gobierno no repetirá la estrategia este año. Ya anticipó que entre este mes y febrero anunciará aumentos de tarifas de entre 17 y 20% para luz y el gas e implementará una segmentación tarifaria.
Salarios como ancla En la primera reunión del año entre los gremios y Guzmán, el minis- tro de Economía hizo una presentación en la que intentó demostrar que las consultoras privadas que integran el REM mostraron, entre 2015 y 2019, escenarios con una inflación proyectada por encima de la que finalmente terminó materializándose.
Guzmán buscaba reducir las expectativas de inflación para morigerar las demandas de aumentos salariales. Sin embargo, el REM estimó correctamente y, a medida que fueron creciendo las proyecciones anuales y el descontento social en época de elecciones presionaba en contra del oficialismo, el Gobierno decidió reabrir las paritarias.
Hasta junio, se ubicaron en torno al 30%, en línea con la inflación calculada por Guzmán en el presupuesto 2021 (29%). “Después de mitad de año, soltaron los salarios como ancla y convalidaron subas promedio del 45%”, explicó Caprarulo.
Octubre fue el mes con mayor activación de cláusulas de revisión.
Acuerdos de precios Este tipo de políticas fue muy cuestionado por sus consecuencias a mediano plazo. Nadie discute el efecto real inmediato: los precios dejan de subir porque el Gobierno así lo dispone. Sin embargo, el problema radica en el día siguiente al que terminan los programas. Para muchos especialistas, el desmantelamiento lleva indefectiblemente a un aceleramiento de los aumentos antes detenidos.
En total, se llevaron adelante más de 20 acuerdos de precios, según el economista Damián Di Pace. “Farmacéuticos, construcción, industria intensiva de bienes durables, electrónica y electrodomésticos, ferias populares, telefonía, cable e internet. Ninguno hizo que los precios retrocedan porque son sobre categorías y momento puntuales.
Después vuelven a tomar el nivel de precios que intentaste contener en ese período”, opinó.
Las políticas de acuerdos y congelamiento se llevaron adelante con fiscalizaciones, multas y sanciones a empresas. En el último programa impulsado por Feletti se acumuló un gran descontento en el sector privado por la falta de consenso.
Candidatos, funcionarios, militantes y agrupaciones se pasearon por supermercados y comercios y difundieron mensajes de repudio contra empresas alimenticias.
“Difícilmente iban a ser exitosas para contener la inflación. Fueron parches que se aplicaron para que no sea más alta de lo que fue”, comentó Camilo Tiscornia de C&T Asesores Económicos. En su visión, y la de otros especialistas, la efectividad de cualquiera de estas medidas, de corto plazo, estuvo cercenada por la política monetaria expansiva. Los billetes en circulación crecieron cerca de 615% entre el primer trimestre ($135.000 millones) y el último trimestre del año (más de $965.000 millones).


Menciones: ceco1 cfinanE


#32957725   Modificada: 14/01/2022 04:42 Superficie artículo: 460.15 cm²
Tirada: 121600
Difusión: 604692

Cotización de la nota: $357.999
Audiencia: 81.408


       
  
www.ejes.com | Santiago del Estero 286 4º piso - Of. 5 Buenos Aires | TE. 5352-0550